Cómo las universidades corporativas pueden apoyar el crecimiento de su empresa a través de la gestión del aprendizaje y el desarrollo

[vc_row type=”in_container” full_screen_row_position=”middle” scene_position=”center” text_color=”dark” text_align=”left” overlay_strength=”0.3″ shape_divider_position=”bottom”][vc_column column_padding=”no-extra-padding” column_padding_position=”all” background_color_opacity=”1″ background_hover_color_opacity=”1″ column_shadow=”none” column_border_radius=”none” width=”1/1″ tablet_text_alignment=”default” phone_text_alignment=”default” column_border_width=”none” column_border_style=”solid”][vc_column_text]

Por: Cristina Wagner y Annick Renaud-Coulon | E-LEARN MAGAZINE

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row type=”in_container” full_screen_row_position=”middle” scene_position=”center” text_color=”dark” text_align=”left” overlay_strength=”0.3″ shape_divider_position=”bottom”][vc_column column_padding=”no-extra-padding” column_padding_position=”all” background_color_opacity=”1″ background_hover_color_opacity=”1″ column_shadow=”none” column_border_radius=”none” width=”1/1″ tablet_text_alignment=”default” phone_text_alignment=”default” column_border_width=”none” column_border_style=”solid”][vc_column_text]

¿Por qué es importante? Dados los constantes retos que enfrentan las empresas, hoy es crucial encontrar las estrategias correctas de aprendizaje y desarrollo para sus empleados. Una especialista comparte su visión sobre la forma en la que las universidades corporativas pueden superar con éxito ese reto gracias al aprendizaje en línea.

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row type=”in_container” full_screen_row_position=”middle” scene_position=”center” text_color=”dark” text_align=”left” overlay_strength=”0.3″ shape_divider_position=”bottom”][vc_column column_padding=”no-extra-padding” column_padding_position=”all” background_color_opacity=”1″ background_hover_color_opacity=”1″ column_shadow=”none” column_border_radius=”none” width=”1/1″ tablet_text_alignment=”default” phone_text_alignment=”default” column_border_width=”none” column_border_style=”solid”][vc_column_text]En la actualidad, es más importante que nunca que las empresas desarrollen programas de aprendizaje que compaginen sus objetivos organizacionales y corporativos. Encontrar la estrategia correcta para el aprendizaje y desarrollo de sus empleados es uno de los mayores retos que enfrentan las compañías para obtener mejores resultados de negocios. Sin duda, las universidades corporativas (UC) son un gran aliado a la hora de comprometer y preparar a sus empleados para atender las cambiantes necesidades de una organización.

Annick Renaud-Coulon, worldwide expert en universidades corporativas, founder of the Global Council of Corporate Universities (Consejo Mundial de Universidades Corporativas) (GlobalCCU) y Presidenta de Univencis (Francia), una red que agrupa y destaca dichas instituciones, habló con E-Learn Magazine y compartió su visión acerca del panorama actual de las universidades corporativas, del rol que desempeñan las tecnologías para mejorar su dinámica y del futuro del aprendizaje y desarrollo del empleado.[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row type=”in_container” full_screen_row_position=”middle” scene_position=”center” text_color=”dark” text_align=”left” overlay_strength=”0.3″ shape_divider_position=”bottom”][vc_column column_padding=”no-extra-padding” column_padding_position=”all” background_color_opacity=”1″ background_hover_color_opacity=”1″ column_shadow=”none” column_border_radius=”none” width=”1/1″ tablet_text_alignment=”default” phone_text_alignment=”default” column_border_width=”none” column_border_style=”solid”][vc_column_text]

¿Cómo ve el panorama actual de las universidades corporativas en el mundo?

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row type=”in_container” full_screen_row_position=”middle” scene_position=”center” text_color=”dark” text_align=”left” overlay_strength=”0.3″ shape_divider_position=”bottom”][vc_column column_padding=”no-extra-padding” column_padding_position=”all” background_color_opacity=”1″ background_hover_color_opacity=”1″ column_shadow=”none” column_border_radius=”none” width=”1/1″ tablet_text_alignment=”default” phone_text_alignment=”default” column_border_width=”none” column_border_style=”solid”][vc_column_text]Las universidades corporativas de todo el mundo siguen desarrollándose y haciéndose más profesionales. En los últimos diez años, se ha producido un cambio impresionante en este sector que seguro se mantendrá debido, principalmente, a las nuevas tecnologías digitales. Hoy las UC se ven fuertemente impactadas por las innovaciones tecnológicas, bien sea en áreas como la producción de actividades de aprendizaje y desarrollo, el mercadeo y la comercialización, la comunicación con partes interesadas, el mantenimiento de lealtad del cliente y optimización de sus modelos de negocios, o en sus recursos en general.

Sin embargo, aunque la tecnología evolucione, existe algo que nunca cambia: el fundamento de las estructuras de aprendizaje y desarrollo. Es importante recordar que una universidad corporativa no es un centro de capacitación. Mi definición de una UC es la siguiente: se trata de una estructura educativa diseñada para ayudar a las organizaciones privadas, públicas, comerciales o no comerciales a implementar —a través de la gestión del aprendizaje y el desarrollo— sus estrategias en términos económicos, financieros, tecnológicos, digitales, comunicacionales, sociales, humanos y ambientales, a la vez que encarna la cultura, la identidad y la marca de la organización a través de todos sus actores.[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row type=”in_container” full_screen_row_position=”middle” scene_position=”center” text_color=”dark” text_align=”left” overlay_strength=”0.3″ shape_divider_position=”bottom”][vc_column centered_text=”true” column_padding=”no-extra-padding” column_padding_position=”all” background_color_opacity=”1″ background_hover_color_opacity=”1″ column_shadow=”none” column_border_radius=”none” width=”1/1″ tablet_text_alignment=”default” phone_text_alignment=”default” column_border_width=”none” column_border_style=”solid”][image_with_animation image_url=”1550″ alignment=”center” animation=”Fade In” border_radius=”none” box_shadow=”none” max_width=”100%”][vc_column_text]

Annick Renaud-Coulon, worldwide expert en universidades corporativas, founder of the Global Council of Corporate Universities  y Presidenta de Univencis (Francia).

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row type=”in_container” full_screen_row_position=”middle” scene_position=”center” text_color=”dark” text_align=”left” overlay_strength=”0.3″ shape_divider_position=”bottom”][vc_column column_padding=”no-extra-padding” column_padding_position=”all” background_color_opacity=”1″ background_hover_color_opacity=”1″ column_shadow=”none” column_border_radius=”none” width=”1/1″ tablet_text_alignment=”default” phone_text_alignment=”default” column_border_width=”none” column_border_style=”solid”][vc_column_text]¿Cuáles son para usted los principales beneficios que las universidades corporativas ofrecen a compañías y empleados?[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row type=”in_container” full_screen_row_position=”middle” scene_position=”center” text_color=”dark” text_align=”left” overlay_strength=”0.3″ shape_divider_position=”bottom”][vc_column column_padding=”no-extra-padding” column_padding_position=”all” background_color_opacity=”1″ background_hover_color_opacity=”1″ column_shadow=”none” column_border_radius=”none” width=”1/1″ tablet_text_alignment=”default” phone_text_alignment=”default” column_border_width=”none” column_border_style=”solid”][vc_column_text]Los principales beneficios para los empleados son: una mejor inducción dentro de la organización, un mejor desarrollo personal y profesional y el aprendizaje de nuevas habilidades técnicas y conductuales, lo que les permite sentirse a gusto en sus puestos de trabajo.  Ese desarrollo incrementa su empleabilidad y movilidad (gracias a su apertura al mundo) y asegura que tengan una mejor comprensión de la organización, sus actores, sus clientes y proveedores, así como de sus productos y servicios. Por su parte, para las compañías, los beneficios son recíprocos. Las empresas esperan que las CU optimicen su desempeño general de negocios, innovación, imagen y reputación, entre otros. Esperan además resultados pragmáticos: soluciones de aprendizaje diferentes a las de la enseñanza universitaria tradicional. Debido a ello, las UC no están en posición de competir con sistemas educativos que tienen misiones diferentes. Así, ambos modelos se complementan.[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row type=”in_container” full_screen_row_position=”middle” scene_position=”center” text_color=”dark” text_align=”left” overlay_strength=”0.3″ shape_divider_position=”bottom”][vc_column column_padding=”no-extra-padding” column_padding_position=”all” background_color_opacity=”1″ background_hover_color_opacity=”1″ column_shadow=”none” column_border_radius=”none” width=”1/1″ tablet_text_alignment=”default” phone_text_alignment=”default” column_border_width=”none” column_border_style=”solid”][vc_column_text]¿Cuál sería el punto de partida de un proyecto como este para una organización?[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row type=”in_container” full_screen_row_position=”middle” scene_position=”center” text_color=”dark” text_align=”left” overlay_strength=”0.3″ shape_divider_position=”bottom”][vc_column column_padding=”no-extra-padding” column_padding_position=”all” background_color_opacity=”1″ background_hover_color_opacity=”1″ column_shadow=”none” column_border_radius=”none” width=”1/1″ tablet_text_alignment=”default” phone_text_alignment=”default” column_border_width=”none” column_border_style=”solid”][vc_column_text]Crear una UC exige la mayor colaboración posible del Director General de la compañía, no solamente de la oficina de Recursos Humanos. Sin la participación del Director General, la UC podría alejarse demasiado de la realidad del negocio, adoptar una visión sesgada de lo que ocurre realmente en el terreno y no tomar en cuenta las necesidades de las partes internas y externas. Este aspecto es fundamental y marca la diferencia entre un mero centro de capacitación y una universidad corporativa. En cuanto a las instalaciones físicas, es importante que la sede se levante cerca de la compañía. Puesto que se trata de una universidad ‘corporativa’, lo ideal es que esta se encuentre en la sede ‘corporativa’.[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row type=”in_container” full_screen_row_position=”middle” scene_position=”center” text_color=”dark” text_align=”left” overlay_strength=”0.3″ shape_divider_position=”bottom”][vc_column column_padding=”no-extra-padding” column_padding_position=”all” background_color_opacity=”1″ background_hover_color_opacity=”1″ column_shadow=”none” column_border_radius=”none” width=”1/1″ tablet_text_alignment=”default” phone_text_alignment=”default” column_border_width=”none” column_border_style=”solid”][vc_column_text]¿Qué tipo de capacidades y habilidades son el foco de desarrollo de las universidades corporativas?[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row type=”in_container” full_screen_row_position=”middle” scene_position=”center” text_color=”dark” text_align=”left” overlay_strength=”0.3″ shape_divider_position=”bottom”][vc_column column_padding=”no-extra-padding” column_padding_position=”all” background_color_opacity=”1″ background_hover_color_opacity=”1″ column_shadow=”none” column_border_radius=”none” width=”1/1″ tablet_text_alignment=”default” phone_text_alignment=”default” column_border_width=”none” column_border_style=”solid”][vc_column_text]Mientras que los centros de capacitación se enfocan siempre en el desarrollo de habilidades técnicas, empleabilidad y seguridad del personal, una verdadera UC constituye una palanca estratégica y operacional orientada a impulsar el negocio y la cultura de la compañía. A mí me gusta llamarla una ‘fábrica de estrategas’, un lugar donde las mentes trabajan juntas para superar los retos de la compañía y del mundo (lejano o cercano) que los rodea. Uno de los principales objetivos de las CU es identificar aquellos riesgos que puedan afectar el rendimiento e incluso la longevidad de la compañía.[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row type=”in_container” full_screen_row_position=”middle” scene_position=”center” text_color=”dark” text_align=”left” overlay_strength=”0.3″ shape_divider_position=”bottom”][vc_column centered_text=”true” column_padding=”no-extra-padding” column_padding_position=”all” background_color_opacity=”1″ background_hover_color_opacity=”1″ column_shadow=”none” column_border_radius=”none” width=”1/1″ tablet_text_alignment=”default” phone_text_alignment=”default” column_border_width=”none” column_border_style=”solid”][image_with_animation image_url=”1549″ alignment=”center” animation=”Fade In” border_radius=”none” box_shadow=”none” max_width=”100%”][/vc_column][/vc_row][vc_row type=”in_container” full_screen_row_position=”middle” scene_position=”center” text_color=”dark” text_align=”left” overlay_strength=”0.3″ shape_divider_position=”bottom”][vc_column column_padding=”no-extra-padding” column_padding_position=”all” background_color_opacity=”1″ background_hover_color_opacity=”1″ column_shadow=”none” column_border_radius=”none” width=”1/1″ tablet_text_alignment=”default” phone_text_alignment=”default” column_border_width=”none” column_border_style=”solid”][vc_column_text]

En consecuencia, es difícil hacer una lista de las capacidades y habilidades que ayuda a desarrollar una UC. Todo depende de la compañía y su sector de actividad, el ecosistema de la compañía, sus estrategias y proyectos, la naturaleza de su fuerza de trabajo, etc. Sin embargo, existen programas, proyectos y eventos con diversos contenidos como estrategia, técnica, funcionalidad, inducción, liderazgo y gestión, así como actividades pedagógicas de investigación y desarrollo.

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row type=”in_container” full_screen_row_position=”middle” scene_position=”center” text_color=”dark” text_align=”left” overlay_strength=”0.3″ shape_divider_position=”bottom”][vc_column column_padding=”no-extra-padding” column_padding_position=”all” background_color_opacity=”1″ background_hover_color_opacity=”1″ column_shadow=”none” column_border_radius=”none” width=”1/1″ tablet_text_alignment=”default” phone_text_alignment=”default” column_border_width=”none” column_border_style=”solid”][vc_column_text]¿Cuál es el rol de las tecnologías del aprendizaje que están en constante evolución, con la mejora de la dinámica de las universidades corporativas?[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row type=”in_container” full_screen_row_position=”middle” scene_position=”center” text_color=”dark” text_align=”left” overlay_strength=”0.3″ shape_divider_position=”bottom”][vc_column column_padding=”no-extra-padding” column_padding_position=”all” background_color_opacity=”1″ background_hover_color_opacity=”1″ column_shadow=”none” column_border_radius=”none” width=”1/1″ tablet_text_alignment=”default” phone_text_alignment=”default” column_border_width=”none” column_border_style=”solid”][vc_column_text]Es innegable que las tecnologías digitales son una fuente extraordinaria de innovación y rendimiento para las universidades corporativas.

  • En la producción y el desarrollo de una oferta educativa totalmente en sintonía con las tendencias tecnológicas, las universidades corporativas se han posicionado con una imagen muy contemporánea al crear ambientes virtuales que permiten a los aprendices transferir o crear contenido a través de multimedia, teléfonos móviles, canales de TV, lecciones de audio, videos publicados en YouTube o en redes sociales externas. Las universidades crean bibliotecas virtuales, libros electrónicos, juegos educativos, tutoriales electrónicos de autodesarrollo con evaluaciones en línea, seminarios web, comunidades de práctica en enseñanza semipresencial, programas de capacitación de realidad virtual, etc.
  • Pueden mantener su atractivo y la lealtad de su base de clientes (quienes ordenan, usan y pagan) gracias a su capacidad fortalecida de movilizar a sus participantes alrededor de plataformas interactivas tales como chats, blogs, dispositivos de aprendizaje colaborativo, comunicación y geolocalización de comentarios sofisticados y enriquecedores publicados por usuarios, Asistentes Personales y virtuales, entre otros.
  • En el mercadeo y gestión de marca para sus actores internos y externos, las universidades crean y manejan portales de aprendizaje electrónico para los empleados de la compañía, y algunos de ellos van dirigidos a sus familias e incluso a audiencias externas específicas o para todo público.
  • Las UC optimizan sus modelos de negocios, dado que pueden llegar a un número importante de personas en todo el mundo 24/7, además de adaptar el contenido para aprendices con el cual pueden estudiar en su propio idioma, entregar de forma remota certificados de participación en programas, reducir los viajes, los alquileres y los costos de mantenimiento, etc. Cuando se trata de implementar estrategias de negocios de la compañía, algunos invitan a sus Directores Generales a convertirse en los promotores de las estrategias de la compañía en su plataforma de aprendizaje en línea.

No obstante, la carrera por la modernidad digital no debe enceguecer a las universidades corporativas. Afortunadamente, es muy raro que una UC funcione completamente en línea. Las universidades corporativas deben permanecer atentas, desarrollar una oferta alternativa muy humana y eficiente que combine armoniosamente el aprendizaje presencial y el virtual con la tradición y la innovaciónasí como probar permanentemente su razón de serla cual consiste en:

  • Movilizar la inteligencia colectiva
  • Crear vínculos sociales en la compañía
  • Permitir a los empleados unirse en torno a la marca y a la cultura de la compañía, así como reunirse para intercambiar, afrontar, discutir, cultivar y entender las transformaciones del mundo
  • Plantearse retos para el futuro
  • Apoyar la implementación de estrategias de negocios
  • Liderar redes o proyectos de transformación y responder con educación y aprendizaje para superar retos de negocio claves

Y si bien gran parte del trabajo no puede manejarse fuera de las instalaciones de la empresa —mucho menos a través del Internet o de las redes sociales—, las universidades corporativas deben considerar las tecnologías digitales como una herramienta, no como la respuesta definitiva.[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row type=”in_container” full_screen_row_position=”middle” scene_position=”center” text_color=”dark” text_align=”left” overlay_strength=”0.3″ shape_divider_position=”bottom”][vc_column column_padding=”no-extra-padding” column_padding_position=”all” background_color_opacity=”1″ background_hover_color_opacity=”1″ column_shadow=”none” column_border_radius=”none” width=”1/1″ tablet_text_alignment=”default” phone_text_alignment=”default” column_border_width=”none” column_border_style=”solid”][vc_column_text]¿Cómo ve la importancia del aprendizaje en línea para la educación corporativa?[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row type=”in_container” full_screen_row_position=”middle” scene_position=”center” text_color=”dark” text_align=”left” overlay_strength=”0.3″ shape_divider_position=”bottom”][vc_column column_padding=”no-extra-padding” column_padding_position=”all” background_color_opacity=”1″ background_hover_color_opacity=”1″ column_shadow=”none” column_border_radius=”none” width=”1/1″ tablet_text_alignment=”default” phone_text_alignment=”default” column_border_width=”none” column_border_style=”solid”][vc_column_text]

El aprendizaje en línea para la educación corporativa tiene sus efectos positivos y negativos. Hoy es común usar las tecnologías de aprendizaje a distancia. Técnicamente, la educación corporativa se ha distanciado del aprendizaje electrónico estándar y se ha acercado al aprendizaje móvil, la ludificación, la realidad virtual y otras innovaciones, las cuales la hacen más atractiva y con periodos de aprendizaje cada vez más reducidos. Algunos de los aspectos del aprendizaje en línea que son importantes para la educación corporativa incluyen:

  • Dar a los aprendices la sensación de que el aprendizaje es fácil (que puede producirse en poco tiempo), y de que no interfiere con otras actividades profesionales o personales.
  • Hacer ver al aprendizaje en línea como la alternativa más económica para los gerentes de la educación corporativa. Obviamente, existen grandes ventajas cuando se trata de llegar a un gran número de estudiantes en un tiempo limitado, o de subrayar, de forma inteligente y atractiva, los elementos científicos y técnicos de ciertas habilidades que se adquirirán. Esto es absolutamente innegable. Además, no es necesario convencer a los proveedores, que compiten constantemente por crear innovaciones, de que el actual aprendizaje en línea es un instrumento para conseguir ventajas competitivas en un vasto mercado de escala global. Las herramientas del aprendizaje en línea ahora son más eficientes y amigables con el usuario, y se han convertido rápidamente en la forma más efectiva de alcanzar los objetivos de la educación corporativa, independientemente de la ubicación y la hora.
  • Dar la impresión de que cuesta menos a la compañía. En cuanto a este punto, nada es menos cierto, porque, ¿de qué valor (económico, político o moral) estamos hablando y cómo podemos medir el verdadero retorno sobre la inversión? Aun así, cuando se pregunta a los profesionales de las universidades corporativas cuál es su tasa de monitoreo del programa en línea por beneficiario, esta resulta extremadamente baja, a excepción de la ludificación. Algunos de ellos afirman que este autoservicio no contribuye con la alineación o la lealtad, pero puede ser el reflejo de una gestión deficiente, la falta de madurez del recurso humano y/o poca preocupación por el desarrollo de los empleados. Asimismo, surgen algunas preguntas sobre qué es lo realmente valioso para las personas y la corporación, por ejemplo, ¿la conexión o el contenido?, ¿la comunicación o la acción?, ¿la innovación o la tradición?, ¿lo individual o lo colectivo? En fin, el aprendizaje en línea debe usarse sabiamente y nunca de forma exclusiva.

El tema central es la transformación de la educación corporativa en su inherente misión de transmisión. Los educadores de hoy en día tienden a usar el aprendizaje en línea y las tecnologías más de lo necesario; se enfocan en el éxito rápido y visible a corto plazo y olvidan el éxito a largo plazo. Los gerentes de programa se han dejado arrastrar a un camino donde la comunicación le resta espacio a la pedagogía. Así, refuerzan el individualismo y la soledad de las masas, atadas a sus teléfonos inteligentes y encerradas en su burbuja, lo cual hace perder de vista el sentido común. Al parecer, si el aprendizaje en línea y las tecnologías no cuentan con sólidas bases sentadas por equipos educativos bien preparados, si no integran todas las ambiciones y misiones de la educación corporativa y todos los temas ambientales de ayer, hoy, mañana y siempre, este no es necesariamente la mejor forma de servir a sus clientes. Hemos llegado al punto donde las Universidades Corporativas deben convertirse en un espacio de desintoxicación digital.

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row type=”in_container” full_screen_row_position=”middle” scene_position=”center” text_color=”dark” text_align=”left” overlay_strength=”0.3″ shape_divider_position=”bottom”][vc_column column_padding=”no-extra-padding” column_padding_position=”all” background_color_opacity=”1″ background_hover_color_opacity=”1″ column_shadow=”none” column_border_radius=”none” width=”1/1″ tablet_text_alignment=”default” phone_text_alignment=”default” column_border_width=”none” column_border_style=”solid”][vc_column_text]¿Cuáles son los factores fundamentales de éxito que se deben considerar al desarrollar e implementar una universidad corporativa?[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row type=”in_container” full_screen_row_position=”middle” scene_position=”center” text_color=”dark” text_align=”left” overlay_strength=”0.3″ shape_divider_position=”bottom”][vc_column column_padding=”no-extra-padding” column_padding_position=”all” background_color_opacity=”1″ background_hover_color_opacity=”1″ column_shadow=”none” column_border_radius=”none” width=”1/1″ tablet_text_alignment=”default” phone_text_alignment=”default” column_border_width=”none” column_border_style=”solid”][vc_column_text]Los factores fundamentales de éxito para las universidades corporativas dependen de afianzar su legitimidad en el Director General y el equipo de gestión senior, los cuales tienen un papel estratégico dentro y fuera de la organización y lidian de forma segura con los impactos del progreso. Además, es necesario crear comunicaciones y un mercadeo profesional que se compaginen con la marca, así como desarrollar una oferta de gran valor agregado que no exista en ninguna otra parte del sector del desarrollo y aprendizaje. Otro factor es la capacidad de reunir los equipos (físicamente, en eventos de aprendizaje; y virtualmente, mediante dispositivos digitales y formatos en línea) para resolver problemas organizacionales reales y desarrollar enfoques alternativos a la educación corporativa donde las facetas humana y digital puedan apoyarse mutuamente. Finalmente, hay que crear un ambiente ágil que satisfaga las necesidades a corto y largo plazo de la organización.[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row type=”in_container” full_screen_row_position=”middle” scene_position=”center” text_color=”dark” text_align=”left” overlay_strength=”0.3″ shape_divider_position=”bottom”][vc_column column_padding=”no-extra-padding” column_padding_position=”all” background_color_opacity=”1″ background_hover_color_opacity=”1″ column_shadow=”none” column_border_radius=”none” width=”1/1″ tablet_text_alignment=”default” phone_text_alignment=”default” column_border_width=”none” column_border_style=”solid”][vc_column_text]¿Qué deben buscar las organizaciones al momento de elegir profesores para una universidad corporativa? ¿En qué aspectos difiere este proceso del que se lleva a cabo en una universidad tradicional?[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row type=”in_container” full_screen_row_position=”middle” scene_position=”center” text_color=”dark” text_align=”left” overlay_strength=”0.3″ shape_divider_position=”bottom”][vc_column column_padding=”no-extra-padding” column_padding_position=”all” background_color_opacity=”1″ background_hover_color_opacity=”1″ column_shadow=”none” column_border_radius=”none” width=”1/1″ tablet_text_alignment=”default” phone_text_alignment=”default” column_border_width=”none” column_border_style=”solid”][vc_column_text]Las universidades corporativas necesitan contratar profesores que, como en las universidades tradicionales, tengan diversas habilidades estratégicas, educativas, logísticas, administrativas y comunicacionales. Dado que las UC reflejan la cultura de negocios de la compañía, estas necesitan equipos de personas pragmáticas que manejen adecuadamente el tiempo y el espacio, para poder lidiar eficazmente con metas de corto y largo plazo en un mundo globalizado. Además, es preferible que tengan una sólida experiencia en la compañía, o al menos en su mismo sector. En algunos países donde las universidades tradicionales tienen una gran reputación, las UC pueden ser dirigidas por decanos que cuenten con una carrera académica. No existen reglas estrictas en este sentido, todo depende de la visión que tengan los jefes de la compañía de su universidad corporativa y de lo que quieran lograr con ella.[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row type=”in_container” full_screen_row_position=”middle” scene_position=”center” text_color=”dark” text_align=”left” overlay_strength=”0.3″ shape_divider_position=”bottom”][vc_column column_padding=”no-extra-padding” column_padding_position=”all” background_color_opacity=”1″ background_hover_color_opacity=”1″ column_shadow=”none” column_border_radius=”none” width=”1/1″ tablet_text_alignment=”default” phone_text_alignment=”default” column_border_width=”none” column_border_style=”solid”][image_with_animation image_url=”1548″ alignment=”center” animation=”Fade In” border_radius=”none” box_shadow=”none” max_width=”100%”][vc_row_inner column_margin=”default” text_align=”left”][vc_column_inner column_padding=”no-extra-padding” column_padding_position=”all” background_color_opacity=”1″ background_hover_color_opacity=”1″ column_shadow=”none” column_border_radius=”none” width=”1/1″ column_border_width=”none” column_border_style=”solid”][/vc_column_inner][/vc_row_inner][vc_row_inner column_margin=”default” text_align=”left”][vc_column_inner column_padding=”no-extra-padding” column_padding_position=”all” background_color_opacity=”1″ background_hover_color_opacity=”1″ column_shadow=”none” column_border_radius=”none” width=”1/1″ column_border_width=”none” column_border_style=”solid”][/vc_column_inner][/vc_row_inner][/vc_column][vc_column centered_text=”true” column_padding=”no-extra-padding” column_padding_position=”all” background_color_opacity=”1″ background_hover_color_opacity=”1″ column_shadow=”none” column_border_radius=”none” width=”1/1″ tablet_text_alignment=”default” phone_text_alignment=”default” column_border_width=”none” column_border_style=”solid”][vc_column_text]

El futuro de las universidades corporativas según los expertos

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row type=”in_container” full_screen_row_position=”middle” scene_position=”center” text_color=”dark” text_align=”left” overlay_strength=”0.3″ shape_divider_position=”bottom”][vc_column column_padding=”no-extra-padding” column_padding_position=”all” background_color_opacity=”1″ background_hover_color_opacity=”1″ column_shadow=”none” column_border_radius=”none” width=”1/1″ tablet_text_alignment=”default” phone_text_alignment=”default” column_border_width=”none” column_border_style=”solid”][vc_column_text]

Para Annick, la educación corporativa tiene un gran futuro por delante. A continuación, algunas de las principales tendencias identificadas por la experta:

1. Hipercompetencia

Los gigantes de la red como GoogleAppleFacebookAmazonMicrosoft (también conocido como GAFAM) en los Estados Unidos; o BaiduAlibaba y TenCent (también conocidos como BAT) en China; así como otros proveedores de tecnología digital o redes sociales, han comenzado a invertir en la economía del conocimiento. El impacto financiero de estas inversiones es inmenso, pues inyectan contenido de aprendizaje estandarizado y masivo de su elección a bajo costo a su menú de tecnología educativa. Asimismo, lo promueven directamente entre sus objetivos preferidos, los cuales ubican mediante sus historiales de búsqueda en la red. Y así como en la educación académica, la educación corporativa deberá seguir innovando y transformándose para no ser desplazada por la digitalización de la economía y de nuestras sociedades.

2. La capacitación ha muerto. ¡Larga vida al aprendizaje!

Aunque hoy los trabajadores se vuelven más vulnerables en sus vidas profesionales, otros desarrollan carreras conformes a sus objetivos y con mucho éxito. Ahora, una gran cantidad aspira trabajar de forma diferente, ser escuchada y contar con espacios donde puedan intercambiar compartir y debatir ideas. En muy poco tiempo, el acto de aprender se ha reducido a un corto periodo—su unidad de medición ha pasado de semanal a diaria, y ahora, hasta por minuto— y debe ser agradable. Esta es la oportunidad perfecta para señalar que el aprendizaje tradicional ha muerto. Si bien aún existen compañías que ofrecen una capacitación basada en la relación tripartita: aprendiz, capacitador y conocimiento, ¿no les parece que este modelo resulta obsoleto desde el punto de vista de la economía basada en el mercado? Este nuevo modelo implica la necesidad de repensar los principios de la educación corporativa, los métodos que usa, las partes que se interesan en ella, así como el mercadeo y la comunicación de este tipo de aprendizaje.

3. La movilización de la inteligencia colectiva

La educación corporativa tiene que movilizar la inteligencia colectiva, que nunca es la suma de la inteligencia individual. Las personas encargadas de la educación corporativa deberán abrirse más al mundo exterior, desarrollar sus sensores para percibir los cambios del mundo, la geopolítica, la economía y la sociología en el trabajo. El surgimiento de las UC ha hecho posible elevar la educación corporativa a un nivel estratégico y convertirla en una poderosa palanca para hacer que los equipos trabajen en conjunto.

4. Responsabilidad corporativa, social y ambiental

En el mundo interdependiente en que vivimos, las compañías también deben atender el cumplimiento de su responsabilidad social y ambiental e ir más allá de la comunicación estándar. Sin embargo, creo que esto requiere que los empleados pasen por un proceso de educación en ese sentido. Las UC, y la educación corporativa a nivel general, deben involucrarse en el cumplimiento de la responsabilidad corporativa, social y ambiental. Esto implica una transformación inmensa en los países occidentales, en los que la educación corporativa no ha emprendido mayores esfuerzos en comparación con los países emergentes, donde existen algunos enfoques destacables en el área.

5. Asociaciones con sistemas educativos

La educación corporativa, en general, y las UC, en particular, deberán construir  más puentes con sistemas educativos, sin pretender remplazar a las universidades tradicionales y a las escuelas de negocios o profesionales. Ambos mundos deben complementarse y unir esfuerzos para mantenerse al día con las nuevas tecnologías y con la Inteligencia Artificial.

6. La humanidad de la compañía en un mundo cada vez más deshumanizado

Aunque las tecnologías son útiles, también crean un mundo desesperantemente unidimensional. Un mundo de sumisión voluntaria que invade nuestras vidas personales. Un mundo que amenaza nuestras libertades fundamentales. Un mundo unidimensional basado en una cultura y un idioma dominantes en detrimento de otros.

Ahora mismo, se abren las apuestas para ver quién ganará la batalla por el liderazgo mundial entre Estados Unidos y China. Las consecuencias de esto se reflejan en nuestras cambiantes culturas y formas de vida y, más importante aún, en nuestras libertades individuales y colectivas y, por ende, en nuestras democracias. Si tomamos el ejemplo del reconocimiento facial, en China ya se han instalado 170 millones de cámaras inteligentes, y ese número aumentará a 600millones para 20201. Hoy en día, si Mark Zuckerberg se encuentra en problemas, es porque se levantó una ola de protestas de los políticos y la opinión pública contra los GAFAM. Y eso es una buena noticia. Sin embargo, si bien es posible imaginar que los estadounidenses sigan los pasos de Europa en cuanto a solicitudes de protección de datos personales, esto no ocurrirá en China, donde la vida privada no tiene la misma importancia.

Por ello, la educación corporativa debe incrementar sus esfuerzos por desarrollar el juicio y el razonamiento en el aprendizaje, el pensamiento crítico, así como el placer de trabajar con otros. Será un lugar para la educación sólo si se convierte en un lugar para la cultura, no únicamente para la cultura corporativa, sino para la cultura general puesta a disposición de los empleados. En consecuencia, la educación corporativa contribuirá a su manera a que el mundo salga de ese foso populista, individualista, destructivo, robótico y deshumanizador en que parece hundirse cada día más y másLa educación corporativa seguirá siendo un eslabón en la cadena educativa de la vida y tendrá que aprender por sí misma, con humildad. “Cada hombre lleva en sí la forma entera de la condición humana”, dijo Montaigne. ¿Acaso existe un manual de supervivencia más hermoso?

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row][vc_row type=”in_container” full_screen_row_position=”middle” scene_position=”center” text_color=”dark” text_align=”left” overlay_strength=”0.3″ shape_divider_position=”bottom”][vc_column column_padding=”no-extra-padding” column_padding_position=”all” background_color_opacity=”1″ background_hover_color_opacity=”1″ column_shadow=”none” column_border_radius=”none” width=”1/1″ tablet_text_alignment=”default” phone_text_alignment=”default” column_border_width=”none” column_border_style=”solid”][vc_text_separator title=””][/vc_column][/vc_row][vc_row type=”in_container” full_screen_row_position=”middle” scene_position=”center” text_color=”dark” text_align=”left” overlay_strength=”0.3″ shape_divider_position=”bottom”][vc_column column_padding=”no-extra-padding” column_padding_position=”all” background_color_opacity=”1″ background_hover_color_opacity=”1″ column_shadow=”none” column_border_radius=”none” width=”1/1″ tablet_text_alignment=”default” phone_text_alignment=”default” column_border_width=”none” column_border_style=”solid”][vc_column_text]Annick Renaud-Coulon, worldwide expert en universidades corporativas, founder of the Global Council of Corporate Universities y Presidenta de Univencis (Francia).

Fuentee:

1 Les Echos, 3 de abril de 2018

Fotos:

AFP Nicolas Kovarik

Ilustraciones:

Triibu Studio[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row]

Related Blog