Por: Katie Gallagher | Patrocinado por Blackboard | E-LEARN MAGAZINE

“Si no se puede medir, no se puede mejorar” – Peter Drucker

Hace poco más de 20 años, Blackboard se propuso resolver los desafíos más críticos que enfrentaban las instituciones educativas. Los fundadores de Blackboard reconocieron el potencial impacto del Internet sobre la educación a nivel mundial e introdujeron una nueva tecnología al mercado: el sistema de gestión de aprendizaje (LMS, por sus siglas en inglés). Durante estas dos décadas, Blackboard ha ayudado a las instituciones educativas de todo el mundo a enseñar y a aprender en línea, e igualmente, a definir las mejores prácticas para el aprendizaje en ambientes digitales y a brindar apoyo a los estudiantes durante todo el proceso de aprendizaje.

Hace veinte años, el gran reto era migrar la enseñanza y el aprendizaje al mundo digital; hoy en día, el desafío es que el LMS por sí solo ya no es suficiente para resolver los problemas más críticos de las instituciones educativas. Con miras al futuro, nuestro norte ahora es desarrollar un ambiente digital de aprendizaje integral para ayudar a las instituciones a resolver los grandes retos del mundo actual. Para lograr esto, en vez de construir nuestros productos por separado e integrarlos al LMS, queremos adoptar un enfoque mucho más holístico. En toda la cartera de productos de Blackboard, nos esforzamos por empoderar y ayudar a los educadores a mejorar el éxito de los estudiantes, a aumentar las tasas de retención, a crear experiencias de aprendizaje incluyentes y accesibles y a garantizar la integridad educativa.

En E-Learn hemos explorado las diversas formas en que Blackboard ayuda a enfrentar estos desafíos a través de la eficiencia académica y el compromiso del aprendiz, pero ahora cambiaremos nuestro enfoque para concentrarnos en cómo Blackboard permite mejoras continuas a partir de una comprensión precisa y profunda del proceso de enseñanza y aprendizaje. A través de la inteligencia educativa, Blackboard ayuda a las instituciones a aumentar sus tasas de retención estudiantil, crear un aprendizaje incluyente y accesible para todos los alumnos, aumentar el éxito de los estudiantes y promover la integridad educativa. A continuación, presentamos algunos ejemplos de la ayuda que Blackboard ofrece para que las instituciones educativas enfrenten sus más grandes desafíos.

Aumento de las tasas de retención estudiantil

Lewis & Clark Community College (LCCC), un colegio comunitario en Godfrey, Illinois, ha logrado resultados notables con sus iniciativas de retención basadas en datos. LCCC fue pionera al aplicar un enfoque de retención estudiantil con Blackboard Analytics, que sirvió para identificar los niveles de riesgo estudiantil y para desarrollar estrategias más efectivas para apoyarlos. Este enfoque ayudó al centro educativo a ser más eficiente y a los estudiantes a alcanzar sus objetivos. Como resultado, su retención incrementó 14,8 puntos porcentuales, de 58,7% a 72,5%, lo cual representó un ahorro de US$700.000 en ingresos de matrícula para LCCC. Este esfuerzo ayudó a crear una cultura basada en datos para toda la universidad. Si desea obtener más información sobre los logros de Lewis & Clark, puede ver el estudio del caso completo aquí.

Al igual que LCCC, Concordia University – Wisconsin alcanzó una mayor retención estudiantil con Blackboard Intelligence. En 2015, Concordia experimentó una caída del 5% en la retención estudiantil y alcanzó una tasa de 71,6%. Los tableros puestos al servicio de los asesores académicos permitieron identificar a los estudiantes con dificultades de acuerdo con una amplia gama de factores donde los asesores pudieron realizar intervenciones personalizadas y remitir a los estudiantes a los servicios de apoyo adecuados dentro del campus. Como resultado, Concordia aumentó la retención estudiantil en un 10% y alcanzó un récord institucional de casi 82%. La Assistant Vice President of Academics for Student Success, Elizabeth Polzin, explicó que “con las herramientas de analítica del aprendizaje de Blackboard, este año ha sido un tanto explosivo para nosotros. Creo que esa es una de las razones del salto en nuestra tasa de retención: pudimos brindar un apoyo personalizado antes del fin del semestre. Esto nos ayuda a tener un mejor uso general del tiempo y los recursos humanos. Como supervisora, prefiero no llevar a mi equipo en una dirección que no dará resultados. El uso de la analítica nos da el enfoque y la dirección adecuada para ayudar a nuestros estudiantes de la mejor manera posible”. Para más información sobre los éxitos de Concordia University, lea el informe completo aquí.

Finalmente, Central Piedmont Community College (CPCC) también mejoró las tasas de retención estudiantil. Como la institución más grande en el sistema de Colegios Comunitarios de Carolina del Norte, Central Piedmont atiende a más de 70.000 estudiantes en seis campus. CPCC tuvo dificultades para mejorar sus tasas de retención y culminación, así como para concentrar y comprender sus datos. Fue todo un desafío comprender la dinámica de una población estudiantil tan grande y tan diversa, pues más del 50% de los estudiantes que ingresaron al CPCC necesitaban nivelación académica incluso antes de comenzar sus programas: los estudiantes de la institución suelen ser los primeros de su familia en ir a la universidad y muchos deben administrar su tiempo para trabajar y criar a sus hijos, necesidades que crean enormes dificultades para que los alumnos se acostumbren a la vida universitaria. CPCC quería conseguir una forma de tomar decisiones basadas en datos y usar esos datos para ejecutar acciones. La universidad implementó Blackboard Analytics con el objetivo de obtener un mejor acceso a la información en aras de impulsar nuevas iniciativas de mejora del éxito y retención estudiantil. Gracias a su gran esfuerzo, Central Piedmont Community College fue galardonada con la distinción de “Leader College” por la Achieving the Dream, porque aumentó sus tasas de culminación de cursos de 65% a 72% y alcanzó una mayor tasa de retención entre semestres de 69% a 83%. Esta estrategia de retención y análisis es muy importante, pues ayudó a la universidad a aumentar su matrícula y retención, permitió a muchos más alumnos ingresar al campo laboral e incrementó la situación financiera de la institución. Para obtener más información sobre la estrategia de retención y análisis de Central Piedmont, descargue aquí, el informe completo.

Creación de aprendizaje incluyente y accesible para todos los estudiantes

En 2004, California State University – Chico, más conocida como Chico State, comenzó a enfrentar el desafío de la accesibilidad luego de que un decreto ejecutivo estableciera una política de apoyo y adaptaciones para discapacitados. Uno de los principales desafíos fue proporcionar contenido digital universal y accesible, pues el volumen de contenido creado por una gran cantidad de educadores hacía casi imposible que la universidad evaluara el acceso al contenido del curso en toda la institución y determinara dónde se necesitaban mejoras. Ya que tenían seis años de datos de 44.000 cursos digitales, una solución manual a este problema no era viable. Gracias a la tecnología, el trabajo en conjunto, objetivos razonables, asociaciones estratégicas y apoyo a nivel ejecutivo, Chico State está superando esas barreras para crear experiencias de aprendizaje incluyente y está liderando el camino para mejorar el sistema CSU, el cual es el sistema de universidades públicas más grande de Estados Unidos. Chico State creó un programa piloto para Blackboard Ally con 11 profesores, quienes utilizaron Ally para verificar problemas de accesibilidad del contenido del curso automáticamente, crear versiones de contenido alternativas más accesibles para los estudiantes, obtener retroalimentación sobre el acceso al contenido del curso para instructores y a nivel institucional para que los administradores puedan monitorear y mejorar la accesibilidad en toda la institución. Como resultado de la prueba piloto, los profesores de Chico State están capacitados para ofrecer una experiencia de aprendizaje más incluyente y aumentaron los puntajes de accesibilidad de Ally en un 30%. David Rowe, Manager of Distributed Learning Technologies en la California State University-Chico, declaró: “Logramos esto dentro del presupuesto, a tiempo y por encima de las expectativas, demostrando que se pueden lograr grandes proyectos y grandes objetivos”. Para más información, consulte aquí.

Mientras que Chico State ya completó su prueba piloto, Grand Valley State University (GVSU) apenas empieza a experimentar con la accesibilidad y el aprendizaje incluyente: para inicios de Agosto, Blackboard Ally estará disponible para sus 1.800 profesores y 25.000 estudiantes. Mediante la integración con Blackboard Learn, su sistema de gestión de aprendizaje, Ally escanea automáticamente el contenido de los cursos cargados por los profesores. Luego, se entrega un informe al cuerpo docente junto con una orientación para resolver problemas comunes de accesibilidad. Además, Ally crea automáticamente tipos de archivos alternativos para los estudiantes, incluyendo versión mejorada, versión HTML, versión de audio, Braille electrónico e ePub. “GVSU está comprometido con la educación incluyente, y mi meta es asegurar que mis cursos sean accesibles”, dijo Cheryl Kautz, instructora afiliada de la Escuela de Computación y Sistemas de Información y Ganadora del 1er Lugar de las Aulas Más Incluyentes en los Estados Unidos. “Blackboard Ally me ayudará a garantizar que mis cursos sean tan accesibles como sea posible, me ahorrará tiempo y, lo más importante, ayudará a los profesores de GVSU a que concentren toda su energía en mejorar el éxito de sus estudiantes”. Para obtener más información sobre los planes de GVSU, consulte el blog de eLearning y Tecnologías Emergentes.

Maximización del éxito del estudiante y de la integridad educativa

Entre 2014 y 2016, las inscripciones en línea en el Indian River State College crecieron un 56%pero, sin embargo, las tasas de éxito quedaron por debajo de las de los estudiantes que tomaron los mismos cursos en modalidad presencial (con una diferencia de 7,5% en notas promedio). Para hacer frente a este desafío, Indian River creó un grupo de trabajo para estudiar las mejores formas de atender las necesidades de los estudiantes en línea y estandarizar el diseño de instrucción en todas las secciones del mismo curso. Para lograrlo, el equipo aprovechó los conocimientos de Blackboard Analytics for Learn para encontrar puntos positivos, prácticas de alto impacto que podrían escalarse más ampliamente e identificar a los estudiantes en riesgo a principios del semestre para orientar las intervenciones de los asesores profesionales. Como resultado, Indian River aumentó las tasas de éxito de bachillerato en línea en un 11%, y además eliminó la brecha de rendimiento entre modalidades de curso (en línea vs. presencial). Para ir aún más allá, Indian River inició un proyecto piloto con Blackboard Predict para mejorar su capacidad de identificar y ayudar a estudiantes en riesgo desde inicios del semestre. Para obtener más información sobre cómo aumentar el éxito de los estudiantes y la integridad educativa en Indian River, consulte el informe técnico aquí.

Además de Indian River, Coppin State University (CSU) impulsó el éxito de los estudiantes con Blackboard Intelligence al poner los datos de éxito en manos de todos en el campus, CSU estableció una cultura en la que todos, desde los jardineros hasta el rector, se alinearon hacia un objetivo común: ayudar a la comunidad aumentando sus clases de primer año. El rector de CSU se convirtió en un catalizador para el cambio y fue el mayor defensor de la democratización de datos y del uso de Blackboard Intelligence en la institución. Además, inculcó con éxito en la institución una cultura según la cual no se pueden tomar decisiones institucionales a menos que tengan respaldo de datos, especialmente cuando se trata del éxito de los estudiantes. Ahora, los profesores y el personal están aprovechando Blackboard Intelligence porque confían en que los datos son precisos y provienen de distintos miembros de la institución. Como resultado de sus esfuerzos conjuntos con Blackboard, CSU experimentó un aumento del 50% en la inscripción de nuevos ingresos luego de años de declive. En 2017, Coppin State experimentó un aumento del 20% en su tasa de graduación y proyecta un aumento similar para este año. Para más información sobre el éxito en CSU, lea el informe completo aquí.

Tal como quedó demostrado en los ejemplos anteriores, Blackboard establece asociaciones exitosas con instituciones educativas para aumentar las tasas de retención estudiantil, crear aprendizaje incluyente y accesible para todos los alumnos, aumentar el éxito del estudiante y promover la integridad en la educación de la mano de la inteligencia educativa que resulta muy valiosa.

Ilustraciones:

Triibu Studio

Fuentes: 

1 Lewis & Clark Community College.http://www.blackboard.com/resources/pdf/case%20study-student-lewis&clark.pdf#search=%22Lewis%20Clark%20Community%20College%22

E-Learn Magazine. Concordia University Wisconsin: How to Achieve a Record Retention Rate https://elearnmagazine.com/learning-analytics-higher-education/

3 Central Piedmont Community College. http://bbbb.blackboard.com/cpcc

4 E-Learn Magazine. How Technology Helped Chico State Automate Its Way to Accessibility https://elearnmagazine.com/technology-helped-chico-state-automate-way-accessibility/

5 Grand Valley State University (GVSU). https://gvsuelearn.wordpress.com/2018/03/27/gvsu-selects-blackboard-ally-to-support-inclusive-education/

6 Indian River State College. http://whitepapers.blackboard.com/indian-rivers-state-college

7 Coppin State University. http://pages.blackboard.com/campaign/analytics/data-democratization-coppin-state.aspx